lunes, 5 de junio de 2017

Restricciones de gastos de viaje en GBU Iberia

El 18 de mayo ELA pidió una reunión a RRHH para tratar el tema de la nueva política de restricción de gastos de viaje. La empresa la publicó a primeros de mayo, y como se puede ver la comunicación no tardó en llenarse de comentarios.
 
Por fin la empresa convocó a una reunión,
¡de solo 30 minutos!, a toda la RLT de AtoS, el viernes 2 de junio... y empezó explicando que la medida se debe a una política de restricción de costes a nivel global de Atos, que ha impuesto la necesidad de una segunda validación en el procedimiento de validación de viajes.
 
Quedan excluidas la prestaciones/soporte a clientes, los desplazamientos diarios por mantenimiento. Las dudas deberán ser resueltas por el segundo validador... existe una dirección de correo de segundo validador de viajes.
 
La empresa explica el procedimiento que está en BK, y nos informa que el personal que tenga que viajar puede pedir un anticipo de nómina o un anticipo de gastos, además de la tarjeta AMEX.
 
Como RLT sugerimos que para trabajador@s desplazad@s, que esté previsto un desplazamiento largo, no se deban realizar las validaciones semanalmente, por lo menos que se realicen una vez cada mes. La empresa dice que se pregunte al segundo validador. Como RLT se pide que sea la persona que decide el desplazamiento quien gestione estas validaciones.
 
Como RLT decimos que l@s trabajador@s no debemos financiar la empresa. Si por necesidades se debe viajar es la empresa la que tiene que adelantar los gastos.
 
Los anticipos, y mucho menos los de nómina (*), no son la solución. Se entiende que los anticipos de nómina son por temas personales, no para financiar la empresa. Por otro lado, la empresa confirma que los anticipos de gastos son gestionados por las secretarias de la unidad.
 
La tarjeta AMEX tampoco es una solución: va a cargo de la persona, no de la empresa. Como se sabe, el cargo se hace en dos meses, pero muchas veces la empresa (por cuestiones de validaciones, procedimientos,...) no llega a tiempo para hacer el ingreso, con lo cual sigue siendo el/la trabajador/a quien debe adelantar el dinero.
 
La empresa se empeña en decir que es el Procedimiento, pero este procedimiento NO funciona. Se tarda mucho tiempo en gestionar las notas de gastos (**) y muchas veces las validaciones llegan tarde. Te puedes negar y no viajar hasta que los gastos del viaje estén validados, pero ya sabemos qué pasa si no viajas… sales del proyecto y ¡a la calle!
 
La empresa pide a la RLT un documento con nuestras quejas y aportaciones para pasarlo al Departamento de Viajes y de Compras.

 
¿Harán caso esta vez? porque desde CGT ya nos hemos quejado en numerosas ocasiones sobre el tema de los gastos de desplazamientos, cada vez que hay un caso de trabajador/a que quiere la empresa desplazar a otro centro de trabajo lo sacamos... pero la empresa sigue en sus trece, erre que erre sin modificar su política de cargar con los gastos de desplazamiento a la persona que debe desplazarse. 
 
(*) Pedir anticipos de nómina puede limitar el acceso a préstamos personales y otros productos bancarios.
  
(**) La validación de la notas de gastos se realiza en Polonia. Además de que se debe enviar a primeros de mes para que se gestione ese mismo mes,  muchas veces es devuelta  por pequeños errores. Esto implica que se devuelve TODA la nota de gastos. Algun@s trabajador@s han optado por hacer una sola nota de gastos por cada gasto, así si hay un error, solo se devuelve esa factura y el resto se cobra.

1 comentario:

  1. Gracias a este post, me he leído la nueva política de restricción de gastos de viaje que publicó la empresa solo en BK y todos los comentarios que tiene. Hacía tiempo que no me reía tanto. Qué irresponsables. Como si la gente viajara por gusto, serán inútiles.

    Conclusión: Como no se puede gastar, lo mejor es no trabajar. Así nos va. Ay! qué risas.

    ResponderEliminar