lunes, 30 de marzo de 2020

COVID-19: Resumen de la reunión del 26 de marzo

El jueves, 26 de marzo, se celebró otra reunión entre RRHH, el Servicio de Prevención y l@s Delegad@s de Prevención del Grupo Atos.
 
El Servicio de Prevención comenta que no tiene novedades.
 
RRHH entrega a l@s Delegad@s de Prevención el documento COVID-19 Protocolo para la prestación de la actividad presencial, e informa de los siguientes puntos:

No hay novedad en cuanto a contagios y se contacta con los clientes para su confirmación.
 
Enviarán un comunicado para que se realice la autoevaluación del puesto. Esta autoevaluación la exige el Real Decreto-Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, documento que ya pidió la RLT en la reunión del 19 de marzo.
 
Están haciendo reuniones para informar a los trabajadores que tienen que ir al cliente. L@s Delegad@s de Prevención reclamamos asistir a esas reuniones.
La RLT pregunta por la apertura de la tercera planta de Tenerife. RRHH comunica que ha sido un caso excepcional.
 
La RLT pide revisar el Protocolo de actuación que Atos está haciendo y que ya pedimos en anteriores reuniones.
 
La RLT pregunta por el informe pedido a Prevención para examinar los puestos de trabajo del equipo de TV3 que trabaja en las oficinas de Atos Barcelona. Sigue pendiente.
 
Prevención informa de que no hay guantes, ni mascarillas para todo el mundo, con lo que se están dando en base al servicio. Más adelante se volverán a hacer más envíos.
 
La RLT pregunta por el personal en Seat. Prevención confirma que ya se han dado los EPI's.
 
RRHH informa de que puede haber unas 400 personas en cliente, aunque no están todos los días. La RLT pregunta por el personal de Atos que está en cliente, a lo que Prevención responde que no tiene esa información.
  
La RLT solicita un comunicado a la plantilla donde se informe de la ampliación del periodo en Teletrabajo.
  
A partir de la semana que viene las reuniones serán los martes y jueves.

CGT acoge con satisfacción la paralización de actividades no esenciales aunque reprocha al Ejecutivo de Sánchez e Iglesias la tardanza de esta medida

CGT lleva exigiendo la paralización de todas las actividades no fundamentales desde el 16 de marzo, por entender que se estaba poniendo en riesgo la vida de muchas personas trabajadoras innecesariamente.
  
La Confederación General del Trabajo (CGT), en un comunicado, ha valorado positivamente la paralización de todas las actividades laborales no esenciales, pero reprocha al Gobierno de PSOE-Unidas Podemos la tardanza de esta decisión. Según la organización anarcosindicalista, esta decisión llega demasiado tarde, viendo las cifras de pérdidas humanas que se han alcanzado en pocas semanas en nuestro país con el avance de la propagación del COVID-19.
  
CGT ha explicado que el retraso a la hora de tomar una decisión como esta ha causado un aumento tanto de los contagios como de las muertes por "Coronavirus" en nuestro país. Esta situación, indican desde CGT, no ha contribuido más que al aumento del sufrimiento de la clase trabajadora, ya que muchas personas han estado exponiéndose a la enfermedad y arriesgando la salud de sus familias, por no hablar de quienes temiendo más al paro han decido arriesgarse al contagio.
  
CGT considera que esta situación extraordinaria está obligando a toda la sociedad a enfrentarse a medidas forzosas, pero también se está dejando caer el mayor peso de la crisis generada por el COVID-19 sobre las personas más vulnerables. En este sentido, las personas trabajadoras han visto reducida su jornada laboral y su salario por tener personas a su cargo, otras han tenido que aceptar sin remedio un ERTE e irse a casa con el 70% de su salario y por último, van a tener que recuperar los días que estén sin trabajar ante la nueva decisión del Gobierno de paralizar durante la semana del 30 de marzo al 9 de abril todas las actividades no esenciales.
  
Desde CGT insisten en que la clase trabajadora no puede volver a pagar una nueva crisis después de años de duros sacrificios frente a una clase empresarial que vuelve a ser la beneficiada de todas estas medidas de un Ejecutivo que lleva dos semanas asegurando en cada rueda de prensa que no dejará atrás a ninguna persona en esta crisis.
  
Sobre la figura del "permiso retribuido recuperable"
  
La CGT entiende que ante todo debe garantizarse la salud de las personas trabajadoras y no sólo ahora, en plena alerta sanitaria por "Coronavirus", sino también en el futuro, por ello será importante que las personas que se acojan a esta medida dispuesta por el Gobierno de PSOE-Unidas Podemos desde el 30 de marzo al 9 de abril, cuenten con sus tiempos necesarios de descansos, que la vacaciones cumplan con lo estipulado en el Convenio 132 de la OIT y que la flexibilidad laboral no pueda imponerse a costa de estos derechos, así como la garantía de conciliación de la vida laboral con la personal. En este sentido, la CGT cree que es el momento de fomentar la solidaridad, sobre todo con aquellas personas desprotegidas, exigiendo nuevamente que quienes se hayan visto afectados y afectas por un ERTE perciban el 100% de su retribución, igual que la garantía de una Renta Básica de las Iguales (REBis), que en principio se destine para los colectivos que están fuera de las medidas pensadas por el Ejecutivo español y para las personas más desfavorecidas. CGT explica que una vez que pase la crisis del COVID-19, será el momento para negociar de manera colectiva las condiciones para que todas las personas trabajadoras, sin excluir a nadie, para que ninguna persona se quede por el camino.
  
Despidos
  
En este aspecto, la CGT acoge las medidas para evitar despidos durante el estado de alarma, aunque insiste en que son decisiones que llegan también tarde y que se llevaban exigiendo desde hace muchos días. En este sentido, CGT pide al Gobierno que se entiendan como nulos todos los despidos producidos con anterioridad al 28 de marzo, garantizándose la garantía del empleo establecida contra las empresas que no la asuman.

Defensa y protección de la Sanidad Pública
  
La CGT vuelve a poner en valor la importancia de un servicio sanitario público y de calidad, algo que se está evidenciando en estos duros días de lucha contra el "Coronavirus", sin dejar de mencionar a otras profesionales como la gente de los servicios de limpieza y mantenimiento de nuestros hospitales, la que cuida de nuestras personas mayores y la que limpia nuestros pueblos y ciudades, así como a los profesionales de los transportes públicos y a quienes hacen posible con su trabajo que la ganadería y la agricultura sustenten el sistema durante estas semanas. CGT insiste en que son estas personas, invisibles en la mayoría de los casos, quienes tienen los peores contratos y las peores condiciones laborales, las que más necesarias están resultando ser. Desde CGT esperan que jamás se olvide su labor tras esta crisis y exigen equipos y medidas de protección para que puedan continuar realizando su labor sin riesgos para sus vidas y las de sus familiares.
Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

La viñeta del día

Coronavirus: Exige protección, ¡protégete!

Estado de alarma: Prórroga, Medidas laborales complementarias y Medidas urgentes

El 28 de marzo se publicó en el BOE la Resolución de 25 de marzo de 2020, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
  
Dicha prórroga se extenderá hasta las 00:00 horas del día 12 de abril de 2020 y se someterá a las mismas condiciones establecidas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, modificado por el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, con la modificación que se recoge en el apartado tercero (dicho apartado indica que el Gobierno informará semanalmente al Congreso de los Diputados sobre las medidas adoptadas y la valoración de su eficacia para contener el virus COVID-19).
  
Ese mismo día también se publicó el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19 (Mantenimiento de actividad de centros sanitarios y centros de atención a personas mayores, Medidas extraordinarias para la protección del empleo, Medidas extraordinarias para agilizar la tramitación y abono de prestaciones por desempleo, Interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales...).
  
Además, el 29 de marzo se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.
  
Las personas trabajadoras que se encuentren dentro del ámbito de aplicación del este Real Decreto-Ley disfrutarán de un permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020, ambos inclusive. Conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido de estar prestando servicios con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales.
  
La recuperación de las horas de trabajo se podrá hacer efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020. La recuperación deberá negociarse en un periodo de consultas abierto al efecto entre la empresa y la RLT, que tendrá una duración máxima de siete días.

Las Redes Sociales hablan y hablan














domingo, 29 de marzo de 2020

Eventos y noticias

El Gobierno prohíbe los despidos objetivos como respuesta al coronavirus
  
El Gobierno aprueba el decreto que prohíbe ir al trabajo a actividades no esenciales
  
El 93% de los ancianos fallecidos en Madrid eran de residencias privadas o concertadas
  
El Gobierno limita ahora a 1.098 euros la prestación por desempleo en los ERTE
  
La CGT compra 10.000 mascarillas para los sanitarios ante "la incompetencia de las administraciones públicas"
  
El verdadero enemigo de Díaz Ayuso y Pablo Casado
  
Por qué es necesario el aprobado general y la promoción automática de curso
  
Pautas de desinfección de superficies y espacios habitados por casos en investigación, probables o confirmados de COVID-19
  
El Gobierno restringe de forma temporal los despidos provocados por el Coronavirus
  
Guía para trabajadores: ¿qué derechos tengo si mi empresa aplica un ERTE? ¿cuánto cobro?
  
Hambre por contagio

Salud y derecho a una jubilación digna

Cosas que quedan claras con el Coronavirus

Oración a San Amancio Ortega

  
Amancio nuestro que estás en el yate
  
Deslocalizada sea tu fábrica
  
Venga a nosotros tu donación
  
Hágase publicidad, tanto en la tele como en la prensa
  
Danos hoy nuestro salario sin plusvalía
  
Y perdona nuestros impuestos como también nosotros perdonamos tus evasiones
  
No nos dejes caer en la revolución y concentra el capital
  
Amén

Seamos responsables

Coronavirus: ¡¡Hay que ver qué cosas!!

El 8-M Vox metió 9.000 personas en un pabellón con gente de todo el país que luego volvieron a sus territorios. Con Ortega Smith enfermo dando besos y abrazos a todo el mundo después de haber estado en Milán, zona de riesgo.  

Ciudadanos y PP llamaron a participar en las manifestaciones del 8-M. Y sus dirigentes asistieron.

El 9 de marzo se registra un pico de contagios sin precedentes. Por el periodo de incubación son contagios de una semana atrás. Es cuando las autoridades sanitarias toman conciencia de que el virus está descontrolado.
 
Feijóo celebró el 9 de marzo un acto de campaña por las elecciones gallegas. El 10 de marzo, con el virus ya descontrolado en Madrid dijo: "El comité de campaña electoral valorará qué actos no tienen problema y podemos seguir manteniendo, y qué actos podemos valorar si continúan o no continúan". Pretendía seguir con la campaña y sus mítines... el 10 de marzo.

El 10 de marzo el PP se negaba a que se suspendiera el pleno del Congreso, cuando ya se sabía que había algunos diputados afectados. Querían meter 350 personas allí, en contacto además con trabajadoras/es, técnicos y periodistas. Ese mismo día por la tarde Ayuso decidió que el acto homenaje de los atentados del 11 de marzo se celebrase, pero con menos aforo. 

El 7 de marzo y el 8-M cientos de miles de personas fueron a espectáculos deportivos, culturales y a misas. En recintos cerrados con cientos, miles o decenas de miles de personas. Entre ellos, un mitin de Pablo Casado (PP).

El 9 de marzo unos 1,2 millones de estudiantes madrileños (escuelas infantiles, colegios, institutos y universidades) fueron a sus aulas y compartieron pupitres.

Desde el 10 hasta el 13 de marzo, miles de universitarios a los que Ayuso les había cancelado las clases aprovecharon para ir a las discotecas. Llenas hasta la bandera.

Del 1 al 14 de marzo centros comerciales y supermercados petados. Terrazas y bares hasta los topes. Vida normal. Incluso cuando ya empezaba a resultar evidente el desborde de la epidemia. Y el Metro de Madrid hasta los topes. Hasta el 14 de marzo.

La Asamblea de Madrid tenía previsto celebrar un pleno el 13 de marzo. No lo canceló hasta sólo un día antes. Ese día, el 12 de marzo, las Cortes Valencianas celebraron un pleno con normalidad pese a que la portavoz de Vox había dado positivo en Coronavirus.

El viernes 13 de marzo, tras cinco días con las cifras de contagiados por las nubes en Madrid, Ayuso decide por fin cerrar algunos comercios. Pero no todos. Los servicios profesionales (peluquerías, fisioterapeutas, sucursales bancarias...) los dejó abiertos. Con las cifras de contagios por las nubes.

La semana previa al 8 de marzo se avisó desde las autoridades correspondientes a las Comunidades Autónomas de la necesidad de tomar medidas en las residencias de mayores. No se tomaron. La gente siguió además yendo a visitar a sus familiares allí internos, como siempre. Como si nada pasara.

El 5 de marzo, el Ministerio de Trabajo había sacado una guía de actuación frente al Coronavirus, como prepararse para el Teletrabajo. La Patronal de empresarios la rechazó calificándola de (literalmente) "alarmista".

Cuando el clima de alarma iba en aumento, del 10 al 13 de marzo, cientos de miles de personas salieron huyendo de los sitios que consideraban de riesgo, dando por hecho que no estaban infectadas y que su comportamiento no suponía riesgo alguno para nadie. Y que era una forma de protegerse.

Antes del 14 de marzo, hubo todo tipo de resistencias, políticas y ciudadanas, a que eventos como las Fallas o la Semana Santa fueran canceladas. Su cancelación se llevó a cabo una vez las evidencias de la situación eran irrebatibles. Y no sin las consecuentes muestras de enfado por tales decisiones en no pocos casos.

Y el 16 de marzo, Vox pidió volver a abrir todos los comercios en pleno pico del contagio.

Cuando la enfermedad estaba en China casi que se trataba con desprecio. Sus medidas de confinamiento nos parecieron propias de un estado autoritario. Esos chinos locos que ante una gripe de na encierran a decenas de millones de personas. El periódico de derechas "El Mundo", la calificaba de "simple gripe".

Pero sí... PP, Ciudadanos y Vox sabían lo que iba a pasar. Tu cuñao el que fue con el suegro al fútbol sabía lo que iba a pasar. Tu primo el de Vox que criticaba el 8-M tomándose una cervecilla en la terraza del bar sabía lo que iba a pasar. Tu vecino el que se fue a llenar los carros de papel higiénico al supermercado y luego a darse una vuelta con los niños al centro comercial lo sabía. En las puertas de las Iglesias y en las residencias de mayores, beatos y familiares no hablaban de otra cosa, porque lo sabía. Y tú y yo, por supuesto, lo sabíamos. Todo el mundo lo sabía. Menos el Gobierno y sus equipos de expertos, todo el mundo lo sabía. Y, por supuesto, la culpa es de las manifestaciones del 8-M feminista aunque tú estuviste en el gimnasio, de barbacoa y de compras de ropa hasta el 14 de marzo.

¿Realidad o ficción? (marzo 2020)



































¿Realidad o ficción?

En el enlace que señala Homer puedes ver la anterior entrada de ¿realidad o ficción?.